Endometriosis e Infertilidad

 

El endometrio es una delgada capa de células que reviste la cavidad interna del útero. El conjunto de estas células se denomina tejido endometrial. Cada mes, el tejido endometrial responde a las hormonas del ciclo ovárico. Primero proliferan y se hinchan, preparándose para un posible embarazo. Si esto no ocurre, las células empiezan a descamarse poco a poco y es liberado como flujo menstrual del útero a la vagina y al exterior. Esto es lo normal y natural en la vida de una mujer.
 
¿Qué es la endometriosis?
 
Existe un trastorno llamado Endometriosis, el cual afecta a mujeres en edad fértil. En este trastorno podemos encontrar  tejido endometrial no sólo dentro de la cavidad uterina sino fuera de ella. Así, podemos encontrar tejido endometrial en la superficie de órganos pélvicos como ovarios, detrás del útero, vejiga, recto e intestinos. En casos extremos es posible encontrar tejido endometrial en los pulmones.
Este tejido endometrial implantado fuera del útero forma tumores (generalmente benignos) que, al igual que el tejido endometrial que se encuentra dentro del útero, responde al ciclo ovárico sangrando. Como esta sangre no puede salir al exterior termina provocando inflamaciones y fibrosis.
 
Aún se desconoce la causa de la endometriosis, aunque una teoría sugiere que  el tejido endometrial, en vez de salir al exterior, pasa a través de las trompas de Falopio a la cavidad pélvica. Esto se denomina flujo menstrual retrógrado. Esto explicaría la ubicación de tejido endometrial fuera de la cavidad uterina. Otra teoría enuncia que la endometriosis podría tener connotación genética, sobre todo si la madre o una hermana padece de endometriosis.
 
Diagnóstico
 
Es posible palpar los tumores o implantes de endometrio ubicados alrededor de la vagina durante el examen pélvico. Pero la total certeza de endometriosis sólo puede darse mediante una laparoscopia, donde pueda observarse y hacer la biopsia del tumor.

Síntomas
 

Entre los principales síntomas tenemos:

  • Disminorrea (menstruaciones con dolor)
  • Dispareunia (dolor durante o después del coito)
  • Metrorragia (menstruaciones muy abundantes)
  • Dolor pélvico y/o lumbar
  • Sangrado o manchado entre periodos
  • Infertilidad

No obstante, muchas veces la endometriosis no presenta síntomas. Es más, muchas mujeres no advierten que tienen endometriosis hasta que se encuentran con dificultades para concebir.

Endometriosis e Infertilidad
 
El hecho que alrededor del 30 al 40% de las mujeres con endometriosis sean infértiles hace de esta enfermedad la principal causa de infertilidad femenina.
Esto se debe a que muchas veces el tejido endometrial fuera del útero crece demasiado logrando recubrir los ovarios (dificultando que el óvulo liberado sea capturado por las trompas de Falopio) o bloqueando la luz de las trompas de Falopio, impidiendo así la fecundación. Este tejido endometrial también puede generar adherencias en la cavidad pélvica, dificultando el embarazo. Cabe resaltar que muchas veces la endometriosis está relacionada con enfermedades endocrinológicas y autoinmunes que a su vez, limitan la fertilidad femenina.
 
Tratamiento
 
La endometriosis puede manejarse clínica y quirúrgicamente.
Los síntomas o molestias son tratados con analgésicos y hormonas. Por medio de intervenciones quirúrgicas es posible extirpar los tumores, con todo esto no asegura la recurrencia de la enfermedad.