Me ligaron las trompas y quiero tener otro bebé

 

Gracias al avance de la ciencia las mujeres de hoy pueden decidir postergar la maternidad, si así lo desean. Para ello, pueden elegir entre una gran gama de métodos de anticoncepción, algunos la protegerán temporalmente, mientras que otros lo harán permanentemente.

Cuando una mujer decide que no desea tener un hijo en este momento ni en el futuro, puede optar por una Oclusión Tubárica Bilateral (OTB). Pero, antes de someterse a una anticoncepción quirúrgica voluntaria (AQV) la mujer debe pasar por consejería especializada y ser consciente que éste es un método permanente, y debe ser considerado “irreversible”.

No obstante, conforme pasan los años, las situaciones o aún las maneras de pensar pueden cambiar. Es así como muchas mujeres, que en un momento estaban resueltas a no tener más hijos, ahora buscan tener uno.

Es cierto que en la actualidad hay cirugías muy especializadas donde es posible recanalizar las trompas de Falopio, sin embargo las tasas de éxito dependen del tipo de OTB que se hizo (cauterización, ligadura y/o corte) y de cómo quedaron las trompas tras la OTB. Aún así los resultados no siempre son alentadores, por el contrario, aumentan el riesgo de hacer un embarazo ectópico, poniendo en riesgo la vida de la mujer.

Entonces, si una mujer que ha tenido una OTB después cambia de parecer y desea un embarazo, es una buena opción optar por una FIV, con la cual tendría opción a elegir el sexo de su bebé, entre otros análisis.